Iglesia del Gesù

Iglesia del Gesù

La Iglesia del Gesù fue la primera jesuita de Roma y es uno de los ejemplos más destacados del arte barroco romano.

Construida entre 1568 y 1584, Il Gesú fue la primera iglesia jesuita que se construyó en Roma. Decorada de forma profusa y opulenta a partir del siglo XVII, en la actualidad constituye uno de los ejemplos más destacados del arte barroco romano.

En el interior

El templo no presenta naves laterales, sino pequeñas capillas que logran que la congregación se mantenga frente al altar mayor.

Una de las pinturas más llamativas de la iglesia es el fresco de la bóveda de la nave, realizado por Baciccia. El fresco está acompañado por figuras de madera y estuco que le aportan un logrado aspecto tridimensional.

En una de las capillas se puede contemplar la Madonna della Strada, (Virgen de la Calle), una imagen del siglo XV que originariamente se encontraba en la fachada de Santa María della Strada, iglesia que anteriormente estuvo situada en el mismo lugar.

Una de las alas del templo acoge la Capilla de San Ignacio de Loyola, una de las maravillas del arte románico barroco. En ella se encuentra la sepultura del santo decorada con plata, oro, bronce, mármol y algunos minerales especiales.

A la derecha del transepto se encuentra el Altar de San Francisco Javier, uno de los monjes que junto con San Ignacio de Loyola fundó la Compañía de Jesús. En el altar se guarda un relicario de plata en el que se conserva el antebrazo derecho del santo.

Una del montón

Il Gesù no es una de las iglesias más llamativas de Roma, pero ofrece la ventaja de que se encuentra situada en una zona muy céntrica, cerca de la Plaza Venecia.

Horario

Todos los días de 9:30 a 17:30 horas.

Transporte

Metro: Colosseo, línea B.
Autobús: líneas 60, 84, 85, 87, 175, 810 y 850.

Lugares próximos

Cripta Balbi (158 m)
Palacio Venecia (166 m)
Área Sacra (223 m)
Palacio Doria Pamphilj (264 m)
Monumento a Víctor Manuel II (348 m)