Dónde comer en Roma

Dónde comer en Roma

Conoce la gastronomía de Roma y nuestros restaurantes favoritos. A la hora de comer en Roma disfrutarás de deliciosos productos como el limoncello, los helados, las pizzas o el cappuccino.

La gastronomía italiana es una de las más conocidas y apreciadas a nivel mundial. Una prueba de esto es que es difícil encontrar a alguien que no haya probado la pizza, los raviolis o la lasaña.

Además de los diferentes tipos de pasta y las pizzas, a la hora de comer en Roma encontraréis muchos otros platos típicos, como la bruschetta (pan tostado, aceite, ajo y sal), los panini (sándwich), diferentes tipos de carnes y pescados condimentados con especias (como el famoso pescado a la romana), el carpaccio, los quesos (especialmente el pecorino) y algunos embutidos (bresaola, mortadela, prosciutto y saltimbocca).

Platos típicos de Roma

Aunque lo más probable es que en los restaurantes de Roma no tengáis ningún problema a la hora de elegir entre los platos de la carta, siempre conviene llevar a mano un listado con los platos típicos y algunos ingredientes para consultarlo en caso de duda.

  • Carpaccio: Finas láminas de carne cruda o pescado aderezado con aceite de oliva y limón.
  • Ensalada caprese: Queso mozzarella con tomate.
  • Frutti di mare: Marisco.
  • Bresaola: Carne de ternera curada.
  • Prosciutto: Jamón curado italiano.
  • Risotto: Arroz cremoso.
  • Gnocchi: Pasta elaborada a base de patata.
  • Saltimbocca: Plato tradicional elaborado con ternera (o cerdo), jamón y salvia.
  • Tiramisú: Postre elaborado con huevos, azúcar, queso mascarpone, bizcochos, café y cacao en polvo.
  • Zabaione: Postre hecho a base de yema de huevo, azúcar y vino dulce.
  • Panna cotta: Postre de crema de leche y azúcar que suele ir acompañado de mermelada.
  • Babà: Una especie de bizcocho con licor.
  • Limoncello: Licor muy típico obtenido de la maceración de limones en alcohol.
  • Sambuca: Licor muy dulce con sabor anisado.
  • Grappa: Aguardiente de orujo.
  • Campari: Aperitivo rojizo de refrescante sabor amargo.

Los helados en Roma

Los helados artesanales de Roma merecen una sección especial en este apartado ya que, al igual que en Venecia, éstos son mucho mejores y más baratos que en otros países. Es posible encontrar cientos de heladerías artesanales en Roma que se encuentran abiertas durante todo el año.

Precios

Roma ofrece muchas posibilidades diferentes para comer dependiendo del presupuesto de cada persona. De mayor a menor precio las opciones son las siguientes:

  • Restaurantes: Se sirve todo tipo de comida italiana además de platos de carne y pescado.
  • Trattorías: Podrían definirse como pequeños restaurantes familiares. En estos locales es bastante común pedir un sólo plato acompañado por una bebida.
  • Pizzerías: Locales baratos y especializados en pizzas. Si el tiempo acompaña, una buena opción es pedirla para llevar y comer en alguna plaza animada.
  • Locales de pizza al peso: Aunque también podrían definirse como pizzerías, estos locales ofrecen diferentes pizzas variadas y es posible comprar el trozo que se quiera. Se trata de una buena opción para comer en Roma sin perder mucho tiempo al mediodía pero, si se trata de calidad, las pizzas hechas en el momento suelen ser la mejor elección. Las pizzas al peso suelen tener una masa bastante gruesa.

En gran parte de los restaurantes de Roma es bastante común compartir mesa con otras personas.

Horario

Los romanos no tienen unos horarios de comida demasiado diferentes a los que estamos acostumbrados en España. La comida en Roma suele servirse entre las 13:00 y las 15:00 horas y los horarios de la cena comienzan temprano, sobre las 20:00 horas, y suelen extenderse hasta las 23:00 horas.

Mejores zonas para comer en Roma

Aunque todos los rincones de la ciudad están repletos de restaurantes y locales de comida para llevar, algunas de las mejores zonas para comer en Roma son el barrio del Trastevere, repleto de restaurantes de comida típica italiana, o bien alguna de las plazas más animadas de la ciudad, como la Plaza Navona, el Campo dei Fiori, o el Panteón.

Todas estas zonas para comer en Roma están repletas de terrazas en las que se puede disfrutar de los platos típicos italianos en un ambiente muy auténtico.