Tours en español
Traslados aeropuerto
Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Vuelos baratos

Cómo ahorrar en Roma

Además de reservar el vuelo y el hotel con la suficiente antelación, hay muchos otros detalles que te ayudarán a ahorrar dinero en Roma. La principal forma de ahorro es tratar de reducir el importe de las entradas.

Entrada gratuita

Las siguientes personas pueden entrar de forma gratuita en los principales museos y monumentos públicos:

  • Menores de 18 y mayores de 65 años.
  • Personas con discapacidad y un acompañante si es imprescindible
  • Periodistas
  • Grupos de estudiantes que hayan hecho la reserva anticipada
  • Guías turísticos e interpretes
  • Profesores y estudiantes de Arquitectura, Arqueología, Historia del Arte y Bellas Artes

A lo largo del año hay ciertos días en los que la entrada es gratuita para todo el público, como el día de Navidad. Tampoco hay que olvidar que el último domingo de cada mes la entrada a los Museos Vaticanos y a la Capilla Sixtina es gratuita.

Entrada reducida

Los jóvenes de entre 18 y 25 años de edad y los poseedores del Carnet Internacional de Estudiante pueden beneficiarse de importantes descuentos a la hora de comprar las entradas.

Si no estáis en ninguno de los grupos anteriores, adquiriendo la tarjeta Roma Pass también podréis acceder con descuento a las visitas.

Tarjetas turísticas

  • Roma Pass La tarjeta Roma Pass es una tarjeta turística que ofrece descuentos en los principales lugares de interés y transporte público ilimitado durante 3 días.
  • Archaeologia Card La tarjeta Archaeologia Card permite el acceso gratuito a ciertas atracciones de la Antigua Roma y a los cuatro museos del Museo Nazionale Romano.

 

Ahorrar en comida

Aunque este punto no tiene demasiado misterio, conviene recordar que la comida es uno de los principales gastos en un viaje. Si hace buen tiempo, podéis comprar pizza al peso o pedir una pizza para llevar. Los paninis también son excelentes y muy baratos.

Ahorrar en transporte

Roma es una ciudad que se puede recorrer caminando fácilmente y, excepto que estéis alojados lejos del centro, creemos que no es necesario recurrir al transporte público.

Si tenéis que utilizar el transporte público echad un ojo a los abonos de transporte, comprándolos para varios días son muy económicos. Tened en cuenta que con la tarjeta Roma Pass se incluye un abono de 3 días de duración.