Ara Pacis

Ara Pacis

El Ara Pacis es un monumento conmemorativo erigido entre los años 13 y 9 a.C. para la celebración de la paz en el Mediterráneo tras las victoriosas batallas del emperador Augusto en Hispania y la Galia.

El Ara Pacis, un altar situado en el interior de una estructura cerrada realizado en mármol de Carrara, destaca por la impresionante decoración constituida por varios relieves que muestran a la familia de Augusto en procesión, además de diferentes alegorías relacionadas con la mítica fundación de Roma.

El pasado del Ara Pacis

Erigido en el Campo de Marte, el Ara Pacis estaba dedicado a la diosa de la Paz, en honor a la cual cada año se realizaban en él los sacrificios de un carnero y dos bueyes.

El altar estaba situado de tal forma que la sombra del gran obelisco situado en el Campo de Marte se proyectaba sobre el Ara Pacis el día del cumpleaños de Augusto.

Debido a la crecida del río el altar quedó sumergido en el lodo, donde permaneció durante más de un milenio. No fue hasta el siglo XVI cuando se encontraron parte de los restos y en 1938 se llevó a cabo la reconstrucción que se conserva hasta nuestros días.

El Ara Pacis en la actualidad

Aunque el Ara Pacis es uno de los monumentos más significativos de la Antigua Roma, es el único elemento que se expone en el interior del museo y la entrada resulta inusualmente cara. Lo más recomendable es echar un vistazo del altar desde el exterior, dado que el edificio que le proteje es de cristal.

Horario

De martes a domingo: de 9:00 a 19:00 horas.

Precio

Adultos: 8,50€.
Ciudadanos de la UE entre 18 y 24 años: 6,50€.

Transporte

Autobús: líneas 70, 81, 117, 119, 186 y 628.